Este libro de Camilo Cruz, famoso escritor: “Arquitectura del éxito”, nos recuerda algunos principios básicos. Y ya, no más, el título: “Arquitectura del éxito”, ya nos dice que: “El éxito depende de lo que tú siembras”. El éxito depende de lo que tú planificas. El éxito en tu vida. Y, recuerda que nosotros, acá en ‘Sal & Luz’ manejamos el concepto del éxito integral; no estamos hablando del éxito material. Porque, a veces, yo me río sanamente, por dentro, cuando dice: ‘¡A mi hijo le va bien!’, un padre orgulloso. ‘¡Ah!. ¿Si?. ¿Le va bien?. ¿Cómo le está yendo?’. ‘¡Claro!. ¡Gana bien!’. Entonces: El sinónimo que ‘gane bien’ o ‘tenga buen salario’ es que ya le va muy bien. Y puede tener un salario de excelencia, pero puede tener un hogar de miseria. Y eso no es éxito. Puede tener una casa hermosa, bella, que yo me moriría de envidia – digamos – de tener esa casa; pero, a lo mejor la casa es bella, pero su hogar es feo. Entonces: ¡Eso no es éxito!. “El éxito debe ser integral”. Y acá, este libro habla que ‘la arquitectura del éxito’ empieza con el balance, con el equilibrio. O sea: ‘Tomar tiempo para atender todas las áreas de tu vida’. Tienes que ser un campeón en atender las áreas de tu vida importantes, porque ejemplo: Tu área personal, tu vida personal, tu vida espiritual, tu vida moral, tu vida emocional, tu vida física. Es muy importante. Ahí tenemos que tener éxito, también. Otro lugar donde se tiene que tener éxito es la casa, el hogar, el matrimonio, los hijos, la descendencia: ‘Arquitectura del éxito’. Otro lugar, sin lugar a dudas, es el trabajo, la carrera. Y tener también su casa, linda, hermosa; si puedes, un buen auto, etc., etc. ‘Arquitectura del éxito’. “Tú eres el arquitecto de tu vida”. “Tú eres el arquitecto de tu éxito”. Recuerda: “Éxito integral”. La vida integral: “Todas las áreas de tu vida”. “Tú eres el constructor de tu futuro”. “Tú eres el arquitecto de tu futuro”. Obviamente, con la ayuda de Dios. Mejor si tú caminas con Dios, te va a ir mucho mejor. Porque el hombre, o la mujer, que camina con Dios siempre llegan a destino: A destino feliz, a destino de éxito. Te invito a que recuerdes de que tú eres el responsable de tu vida. Sé muy responsable por tu vida, y por lo que tú tienes, a nivel integral.

Be Sociable, Share!