Muchas veces digo: “Maneje bien su vida; y ya, todo le va a salir bien”. “¡Maneje bien su vida!. ¡Maneje bien las oportunidades!. ¡Maneje bien su tiempo!. ¡Maneje bien sus impulsos!. ¡Maneje bien su emotividad!. ¡Maneje bien sus pasos!. ¡Maneje bien su casa!. ¡Maneje bien su economía!. ¡Maneje bien y todo le va a salir bien!. 

Porque, prácticamente, la tesis, muchas veces, en la temática que estoy tratando, en los seminarios y en las conferencias, es: “¡Maneja bien tu vida!”. ¡Maneja bien tu presente!. “Si manejas bien tu presente; si manejas bien tu ‘hoy’, si manejas bien tu vida; mañana te va a ir bien, pues”. “Es la ley de la siembra y la cosecha: ‘Lo que tú siembras hoy, mañana vas a cosechar’”. Ésa es una ley ‘irrefutable’. Lo creas o no lo creas, está establecida esa ley: ‘Lo que tú siembras,  tú cosechas’.

Entonces: ¡Maneja bien tu vida!. ¡Maneja bien las cosas!. ¡Maneja bien las personas!. ¡Maneja bien tu hogar y todo te va a salir bien!. Es un principio que se desprende de la ley milenaria de: ‘La siembra y la cosecha’.

“Así que uno de los objetivos centrales en tu vida es: ‘Manejar muy bien tu vida’”. Es manejar muy bien tus prioridades. Es manejar muy bien ‘tu tiempo’. Es manejar muy bien los recursos económicos. Por más pocos que sean tus recursos económicos, si los manejas bien, te va a ir bien; pero si los manejas mal, te va a ir peor. Todavía poco te ingresa y mal lo manejas, te va a ir peor.

Entonces: Es fundamental manejar bien”. Manejar quiere decir: ‘Administrar’. Manejar quiere decir: ‘Conducir’, ‘Guiar’. Manejar quiere decir: ‘Gerentar’. ¿Cómo estás ‘gerentando’ tu familia?. ¿Cómo estás administrando tu relación con tus hijos?. ¡Maneja bien tu relación con tus hijos, para que te vaya bien con ellos!. “¡Maneja bien!. ¡Maneja bien!. ¡Maneja bien y te irá bien!”.

Be Sociable, Share!