Leía en un mural, una frase que decía: “Sabiduría es saber qué hacer, arte es saber cómo hacerlo, pero, hacerlo, es virtud”. Es decir, es carácter. El carácter es la casa interior donde se desarrollan tus virtudes, o también donde se desarrollan tus defectos; porque carácter mal formado es carácter gobernado por defectos y carácter bien formado es carácter gobernado por virtudes. Los hombres o las mujeres virtuosos, son hombres o mujeres con carácter bien formado.

Pero cuando dicen: “Sabiduría es saber qué hacer, sabiduría es saber dónde ir, sabiduría es saber elegir lo mejor”. ¡Cuán importante es la sabiduría!. Sabiduría es el conocimiento práctico que te lleva a saber elegir lo mejor, a saber escoger lo mejor, a saber tomar la mejor decisión. ¡Sabiduría!. Y dice el adagio bíblico: “Si le falta sabiduría, pida a Dios, porque Dios se la va a dar”.

Pero también, El arte es saber lograrlo, o sea “el cómo”. El cómo de excelencia, el cómo de efectividad, el cómo de eficiencia. O sea, llegar a un nivel de excelencia en el cómo hacerlo. Y lo más importante es el hacerlo. El hacerlo es para hombres y mujeres de carácter, bien formados y que saben lograr, que saben meter goles, que saben llegar a destino. El hacerlo es para personas que tienen el carácter bien formado, para tener disciplina, perseverancia, entrega, sacrificio, y saber terminar bien las cosas.

“Sabiduría, arte y carácter”. ¡Cuán diferente sería todo si tuviéramos estas tres cosas!

Be Sociable, Share!