“Cuán importante es dar el primer paso”. Es clave el impulso. Es clave levantarse y hacerlo. Es de suma importancia que des el primer intento. Eso te va a facilitar. ¡Atrévete a dar el primer paso; el resto será más fácil!. O ya, una vez en carrera, por más que dificultades haya, uno ya está levantado, ya ha dado los primeros pasos.

‘¡Empieza ya; no lo dejes para mañana!’. ¡Intenta!. No te quedes solamente con el deseo, el anhelo. De una vez: ¡Hazlo!. ¡Levántate y da el primer paso!. ‘La importancia de dar el primer paso’. La importancia de hacerlo.

“El inicio de cualquier actividad necesitará siempre de tu más fuerte voluntad”. Para que lo hagas, necesita de tu voluntad, de la voluntad de hacerlo, de la voluntad de levantarse, de la voluntad, de la decisión de intentarlo.

Ahora, obviamente que, después del primer paso, debe venir el segundo, el tercero, el cuarto hasta finalizar, hasta llegar a destino.

En suma: ‘Todo el proceso es importante’. El proceso de ‘comenzar’ es con el primer paso. Y el proceso de terminar es con una actitud de perseverancia, con una actitud de vencedor; porque van a haber, obviamente, dificultades en el camino.

El inicio de una tarea grandes desagradable, o complicada, es siempre lo más difícil; pero cuando empiezas es más fácil continuar. ¡No le huyas a lo difícil!. Siempre es importante levantarse y dar el primer paso.

Entonces, las palabras: ¡Levántate!. ¡Despierta!. ¡Intenta!. ¡Ponte manos a la obra!. Es muy importante. Es clave tener la actitud de querer hacerlo. Tener la actitud, la predisposición, la voluntad de decir: ¡Yo me voy a levantar!. ¡Yo lo voy a hacer, porque es necesario que yo lo haga!.

Es importante siempre dar el primer paso. Un primer paso siempre demanda esfuerzo, voluntad y fe. ¡Pídele a Dios eso que te dé, para que des siempre el primer paso!.

Be Sociable, Share!